La AEE ha advertido de que las metas europeas «sólo se podrán alcanzar si las Administraciones públicas consiguen tramitar en tiempo y forma» estas instalaciones

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) ha urgido este viernes a las autoridades a que agilicen los trámites de permisos para las renovables de cara a cumplir con los objetivos españoles y europeos en materia de seguridad energética y descarbonización.

En una nota de prensa, el sector eólico español apoya las medidas presentadas recientemente por la Comisión Europea, y advierte de que tales metas, con el nuevo objetivo de un 45 % de renovables en 2030, “sólo se podrán alcanzar si las Administraciones públicas consiguen tramitar en tiempo y forma” estas instalaciones.

A tenor de la asociación, el ritmo de instalación de renovables “no ha venido siendo suficiente”, como muestra que en el conjunto de la Unión Europea se instalaran 11 gigavatios (GW) durante 2021, cuando el objetivo era de 32 GW/año.

En el último año, en España “se instalaron 0,8 GW eólicos”, a pesar de que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) manejaba una estimación anual de 2,2 GW, y sólo 1,7 GW obtuvieron aprobación ambiental.

La aportación de las renovables

“Si no conseguimos aumentar dicho ritmo, estaremos muy por debajo del necesario para cumplir con los objetivos españoles“, apunta AEE, que cree que “resolver la problemática de la implantación de la eólica en el territorio es una prioridad”.

En este sentido, llama a un “entendimiento” por parte de todos los actores -empresas, comunidades locales y Administraciones públicas- de la “gravedad de la situación que estamos viviendo”.

El sector sostiene que cada nuevo aerogenerador instalado en España “supone una clara aportación socioeconómica ambiental, de máxima importancia dada la coyuntura actual”.

Ésta incluye “la fabricación de tecnología por 5 millones de euros por la industria eólica española y europea, y el mantenimiento del empleo en sus fábricas”, y “la reducción de importación de gas por 2,4 millones de euros cada año, lo que se traduce en un ahorro para los consumidores eléctricos de 1,7 millones/año”.

La reducción de las emisiones

Asimismo, se evita la emisión a la atmósfera de 5.500 toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que supone un ahorro en la compra de derechos de emisión de medio millón de euros/año.

Aunque reconoce “los esfuerzos y avances” del Gobierno y las comunidades b, la asociación pide seguir avanzando en cinco ejes, el primero de ellos en aumentar “considerablemente” el ritmo de tramitación para conseguir aprobaciones anuales por 2,2 GW.

También reclama que se garantice una interpretación jurídica única, coherencia para que la nueva normativa que se vaya aprobando tenga en cuenta la anterior, pragmatismo regulatorio que facilite la labor de los actores y ahorre esfuerzos, así como coordinación en la zonificación ambiental.

Fuente: ELPERIODICODELAENERGIA.COM

Contacta con nosotros para saber más sobre nuestros servicios

14 + 8 =