El prototipo denominado DemoSATH es un proyecto pionero de Saitec y RWE.

El Puerto de Bilbao acogió este miércoles la botadura del primer aerogenerador marino flotante español que se conectará a la red, un prototipo denominado DemoSATH que se instalará en septiembre en la zona de ensayos de BIMEP, en Armintza (Bizkaia).

Al acto asistió la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien consideró que la energía eólica offshore tendrá “un papel central” en el futuro mix energético español, por lo que abogó por impulsar las tecnologías en este campo.

El proyecto DemoSATH, que cuenta con una turbina de 2 MW instalada sobre una base de hormigón de 30 metros de manga y 64 metros de eslora, se probará durante dos años en condiciones reales a dos millas de la costa y generará electricidad para cerca de 2.000 hogares.
El aerogenerador marino flotante

La ministra destacó la importancia de este proyecto “pionero” que está desarrollando la ingeniería vasca Saitec, junto a la energética alemana RWE; así como el “potencial” de Bilbao para convertirse en “una de las capitales del mundo del viento” desde el punto de vista industrial.

Señaló que España tiene “vocación” de ser “pionera” y “una potencia” en el sector y resaltó que 2021 fue un “año récord” para la generación eólica en España y en “la instalación de nueva potencia renovable”, incrementándose “casi” un 10 % respecto al año anterior.

La ministra dijo además que España es “potencia eólica en el conjunto de la cadena de valor”, con la “capacidad para dar cobertura a las distintas etapas que nos permitan seguir transformando nuestra realidad energética”; y el segundo país europeo, tras Alemania, y el quinto a nivel mundial “en potencia eólica instalada”.

Por ello, consideró necesario “impulsar aquellas tecnología que están maduras” y “seguir avanzando para mejorar rendimientos” y “encontrar soluciones” para “hacer de esto una nueva realidad, diversificando tecnologías y vectores energéticos y buscando nuestro papel en la eólica offshore”.
Espacios marinos

“Será un papel central en el futuro de nuestro mix energético” para el objetivo que se ha marcado el Gobierno para el año 2030 de alcanzar los 3 GW de eólica marina flotante, “casi el 40 % del total que se ha marcado la Unión Europea en esta década”, sostuvo.

Para lograrlo -apuntó- hay que “activar todas las palancas a nuestro alcance”, con un contexto regulatorio favorable y “buscando la rápida aprobación de los planes de ordenación de espacios marinos, en estos momentos en evaluación ambiental estratégico, y esperemos aprobados en el próximo otoño”.

Ribera precisó que, “inmediatamente después”, se activará “aquello que nos permita que lo que hoy es un proyecto”, como el desarrollado por Saitec con “los primeros 2 MW conectados a la red”, sea “cada vez más una realidad industrial y comercial a la escala que se merece”.

En este sentido, la ministra incidió en que su Ministerio ha puesto en marcha cuatro programas de ayudas a la inversión en proyectos piloto y plataformas de ensayo e infraestructuras portuarias para las renovables marinas por importe conjunto de 200 millones de euros.
DemoSATH

El director general de Saitec, Javier Urgoiti, aseguró que la plataforma DemoSATH, con su aerogenerador, es “un paso muy importante en I+D” y pronosticó que el sector de la eólica marina va a dar “un gran paso adelante” en los próximos 10 años “y Saitec quiere estar ahí”.

Saitec lidera dos parques precomerciales en España, uno en Girona y otro en Bizkaia, para “aprender y experimentar” y demostrar qué va a suponer la energía eólica marina, por lo que ha pedido agilizar los permisos administrativos y ayuda financiera para una tecnología incipiente, según el directivo.

La Asociación Empresarial Eólica (AEE) informa en su Catálogo de la Industria Eólica Española de 2022 que el sector eólico emplea a más de 27.600 profesionales, contribuye al PIB español con 3.106 millones de euros y cuenta con más de 250 centros industriales.

Además dispone de más de 1.260 parques eólicos instalados, con más de 28.000 MW de potencia total instalada, lo que equivale al 25 % de la potencia total del sistema energético español. España es el tercer mayor exportador del mundo de aerogeneradores.

En Euskadi, el sector eólico cuenta con 150 empresas que producen todos los componentes de un parque eólico, excepto las palas de los molinos, desde los aerogeneradores, a las estructuras-postes o las subestaciones, equipos eléctricos y la ingeniería.

Fuente: elperiodicodelaenergia.com

Contacta con nosotros para saber más sobre nuestros servicios

4 + 9 =